fbpx

Entrevistita a Sofia Saborido

By jpe 5 ans ago

Gz- ¿Qué te cansa en el medio del Tango?

SS- No sé si algún dia el tango lograra cansarme… El medio, como todos los ámbitos, tiene de todo…y las cosas que me cansan varían con el tiempo porque yo cambio y pongo el foco en cosas diferentes. Pero tiro una que es la que veo últimamente de este lado del Atlántico (y del otro también) que me exaspera: la cosa del fanatismo…los que son mas papistas que el papa, los que predican el tango como dueños de LA única verdad y los alumnos (que tal vez aún no viajaron y no vieron como es en Argentina) graban en la memoria toda esa info con tanto convencimiento que terminan convirtiéndose en una especie de extremistas de los « códigos » o de los estilos. Un ejemplo de ese « islamismo tanguero » me pasó hace no mucho acá en Francia, cuando después de haberme quedado bailando un rock que oficiaba de cortina, un señor se acerca a preguntarme sorprendido, como si hubiera cometido un sacrilegio, por qué habia bailado la cortina…- no se preocupe, le dije, mañana mismo voy a confesarme! … Alta sorpresa se llevará ese señor cuando vaya a la Viruta y vea que algunas noches las cortinas ni siquiera existen! Yo entiendo que haya códigos para dar un marco y orden al tango, pero un poco de flexibilidad muchachos! a sacarse el palo del c!

Gz- ¿Dónde y con quién descubriste el tango?

SS- Desde chiquita escuchaba a mi papa decir: no puede ser que mi tio abuelo (Enrique Saborido) haya sido compositor, musico y bailarin de tango y en nuestra familia nadie sepa nada de eso! y un dia vieron que en City Bell (donde viví la mayor parte de mi vida) habian empezado unas clases en un club de barrio destartalado y se anotaron mis padres y mis hermanas mayores con sus novios. Yo me colé una vez, y me encanto! al punto que mi familia fue abandonando las clases y yo lo único que queria era que fuera lunes para ir a aprender con esa pareja super tierna, ya entrada en edad: Alberto y Ledis (él comisario jubilado y ella esteticista) que nos convocaban en el « Club Juvenil y Deportivo » con tinglado de chapa y un frío en invierno que ni te cuento, todas las semanas del año para compartir su tango por pura vocación sin siquiera cobrarnos un mango.

Gz- ¿El futuro del tango, según vos, por dónde pasa?

SS- No tengo la bola mágica, no sé a donde va ir a parar todo, pero te digo lo que me gustaria: que paremos de ponernos barreras a nosotros mismos, dejar de perder tiempo definiendo qué es o no es tango, y pasar mas tiempo para enriquecerlo, sumar, intercambiar, investigarlo, aprenderlo….Como todo arte, el tango cambia, evoluciona constantemente con el aporte de cada uno de quienes lo integran, eso es la prueba de que está vivo y ojalá continúe atravesando generaciones. Me preocupa lo de las subdivisiones « salon », « milonguero », « milonguero nuevo » o blabla…no sé si la existencia del mundial tiene algo que ver con eso…pero ese fanatismo conlleva ineluctablemente a poner en la frente etiquetas para adquirir identidad o sentido de pertenencia a una tribu. Pero el tango es uno solo…Tango estilo Tango!! tal vez sean solo modas y como tales pasaran…espero que sea por el bien del tango y que eso sume, transforme sin por ello uniformizar a los bailarines. Si lo lindo es justamente que no hay dos abrazos iguales!
En lo musical me entusiasma que estén apareciendo orquestas nuevas, hay muy buenas y de distintas nacionalidades! ahora habría que dar un paso más y en lugar de sólo reproducir temas ya existentes estaría bueno que se componga música y letras nuevas, bailables. No quiero decir que no haya esto pero al menos cuando tocan en milonga siempre eligen ir a lo seguro: quedarse con los clásicos.

Gz- Un buen recuerdo y un mal recuerdo

SS- Un buen recuerdo: mi primer milonga en capital. Después de llorarles a mis papas durante unos cuantos meses que me dejaran ir a una milonga porteña (sólo conocia las de La Plata), recién a los 12 años pude ir. Fue todo un gran evento: Andrea Guassardo y Diego Arizaga, mis profesores de ese momento, alquilaron un bus para que los alumnos platenses fueramos a milonguear en patota a la Galeria del tango. Y yo fui con mi mamá esa misma tarde a comprar mi primer par de tacos altos, me emperifollé toda y me puse tres capas de revoque para parecer mas grande…pero no hubo caso! la nenita solo bailó con su papá y su profe! planché como nunca en mi vida jajaja pero las imágenes de esa noche inolvidable en que descubrí el universo tanguero porteño van a quedar siempre grabadas como uno de mis mejores recuerdos…y tuve muchas noches de plancha como esa en capital…pero persisti! y ya a los trece cuando estuve « mas crecidita » y bailaba un poco más dejé de planchar!
Otro recuerdo hermoso fue la primera vez que vi a Geraldine…vino a hacer una exhibición en una milonga platense, en el 95 o 96… Me hipnotizó su baile, su sensualidad, el barro…tanto es así que ni me acuerdo quién la acompañaba! jajaja (shhh queda entre nosotros, lo que me acuerdo seguro es que no era Javier).
Uno Malo: una caidita en la variación de la yumba en un cena-show… ahora ya de eso me rio, pero en su momento fue un bochorno!

Gz- ¿3 tangos / 3 orquestas / 3 bailarines ?

SS- Los despojos, El bazar de los juguetes, Mi tango triste, Barro, Por la vuelta (la de Basso-Ruiz), No te apures Carablanca, Cristal…grrr difícil sólo tres!
Troilo-Pugliese-Di Sarli-Calo-Laurenz-Demare… uy me pasé otra vez!
Vanina Bilous, Geraldine Rojas, Juana Sepulveda, Chicho Frumboli, Carlos Espinoza, Noelia Hurtado, Ariadna Naveira, Mariela Sametband, Sebastian Achaval, Roxana Suarez, Sebastian Arce, Y mi cumpa Pablo Inza: pedagogo magistral y baile lleno de recursos, me inspira un montón! Decididamente tengo un problema de síntesis.

Gz- ¿Cuál es la mejor manera de terminar una milonga ?

a) con los pies doloridos de tanto bailar. 
b) buscando un after.
c) desayunando.
d) con alguien
e) otra, precisar :

caféconleche+medialunasrecienhoreadas+amigos+after+piesdoloridosdebailar= felicidad

www.pabloysofia.com

this work was shared 0 times
 000